Bienvenidos a todos

Hola a todo el mundo aquí podeis ir dejando vuestras vivencias, incertudumbres, curiosidades o demas cosas que querais compartir, yo usaré este blog para contar todo sobre mi estancia aquí en Irkutsk.

Un beso para todo el mundo

martes, 22 de mayo de 2012

De 9a13 de mayo, que vamos con retraso


9 de Mayo, el día de la Victoria 

La Victoria de la Gran Guerra Patria… una de las fiestas más sentidas de este país, si no la que más…

Desfile militar al que voy con Olga. Más gente en el desfile que en la guerra. 

El desfile no tiene mucho que contar, la verdad. Es bastante interesante sobre todo ver el ambiente de después, aunque yo me lo  trago desde el principio (un pequeño esfuerzo ya olvidado por la cosa de que el año que viene probablemente no lo veré). Y también algo interesante para mí porque… yo NUNCA he ido a un desfile militar en España…

En una parte de este, además, hacen los militares una demostración de las cosas que saben hacer rompiendo tablas, “pegándose unos a otros” para recrear un bonito episodio de guerra… mientras que entre todas las marchas militares anteriores y el himno nacional, se dejó escuchar un moderno “The final Countdown” que me pareció un auténtico HORROR. 

videoAdemás, mostraron su artillería al pueblo ruso, para que sepan adónde van el dinero de sus impuestos (y de los míos), vamos, que nos dejaron  ver algunos tanques de esos en los que el Sr. Putin sigue invirtiendo (que no sé yo todavía para qué necesita uno en su vida diaria tanques y más tanques cuando hay a muchas casas a las que no llega ni el agua corriente, pero bueno, esto es COMO TODO, una cuestión de PRIORIDADES!).

Una de las partes que a mí más me gustan de este desfile es cuando va el mandamás (que me perdonen por no saber el cargo del señor que desempeña esta función) y se pasea por la plaza felicitando a los militares “en el día del 67 aniversario de la Gran Guerra Patria”.

Lo más emotivo de todo esto, es que en la grada de enfrente a donde nosotras nos encontrábamos estaban los veteranos, esas octogenarios que participaron en la guerra y, es en un día como este, en el que todos se pasean por la ciudad luciendo en la solapa de la chaqueta montones de condecoraciones.
Cuando el desfile termina, todo el mundo les ofrece flores y les felicita en el día de la victoria y se hacen fotos con ellos.

La gente lleva lazos de color naranja y negro (como llevan ambos en la foto), que son símbolo de este día e incluso compran camisetas que conmemoran el Día de la Victoria. Por supuesto, en las calles se ponen montones de carteles por todas partes felicitando por este día.

En la Pza. Kirova y en los alrededores hay música, tanto folclórica como incluso músicos vestidos de militares que cantan canciones de guerra, que en Rusia tienen un repertorio verdaderamente extenso, o militares que tocaban, la verdad que no sé cuál de los dos cosas era…



Las clases
En las últimas 2 semanas he terminado las clases con 2 grupos...
En este momento, me entra el canguis: De 7clases/semana que tenía… ahora tengo 4… Pues… ¿qué voy a hacer? ¡No tengo NADA que hacer! Aunque he terminado tomándome esto como un período de adaptación al NO HACER NADA que me espera para cuando llegue a casa.

La escuela 26
Una profa de las que asisten a los seminarios que doy, trabaja en esta escuela dando clases a niños de entre 10-14años y me invitó a su clase para hablar un rato con los niños que estudian español.

Me hicieron algunas preguntas, me recitaron cosas que se habían aprendido, etc. Y después de un rato, el mayor interés se convirtió en que la española hablara ruso (tierra trágame) porque los niños querían ver cuál era mi acento. El caso es que, tanto insistieron, que al final les dije: - Bueno, la próxima pregunta que me hagáis, la respondo en ruso. Tras un silencio en la clase, hubo un atrevido que alzó la mano y, todos, fijaron su atención en la brillante pregunta que el mico vestido de traje y corbata  se disponía a formular. Tras tanta expectación creada, se arranca el valiente: - ¿Has probado los jalapeños mexicanos? Pongo cara de póker por lo sorprendente de la pregunta mientras noto el peso de los ojos de los alumnos en mí y respondo: - НЕТ! (¡NO!). Tras un momento de silencio, todos dirigieron la mirada al hacedor de brillantes preguntas a modo de reproche. Creo que fue exactamente en ese momento cuando todos debieron pensar: - ¿Has visto la oportunidad que hemos perdido? ¿Tenías que hacer una pregunta de SÍ-NO? Fue muy divertido.

Sacadme de aquíiiiiiiiiiiiiiiiiii…
Menos divertido fue cuando terminó la clase y la profa me ofreció un regalo, un libro sobre esa cosa que tanto le gusta a ella, ese tema que le tiene enganchada y que no le permite desaprovechar ninguna ocasión para promocionar LA RITMOLOGÍA.

No estoy muy segura de lo que trata esto de la Ritmología (que por otra parte a mí me suena muy místico), pero según entendí, trata de los ritmos, de los ritmos del universo, de las personas (que cada una tiene el suyo propio) de la confluencia de ritmos de unos y otros y otros y unos, de las de los diferentes mundos y de no sé qué pamplinas más.

Vamos a ver, a ver cómo le explico yo a esta señora que:
  1. No hace falta que me haga regalos
  2. Es probable que no lo vaya a entender porque el libro es en ruso
  3. Me pesa mucho la maleta ya, no necesito más cosas
  4. (Y más importante) A mí la ritmología mucho, mucho, no me interesa. Me interesa lo suficiente como para saber un poco sobre lo que va pero… de verdad que si tuviera que leer un libro, probablemente NUNCA elegiría algo parecido
En fin, que después me enseñó un panfleto con un montón de libros relacionados con los ritmos: del amor, del sueño, de los rusos y de no sé qué cosas más que yo no pude entender, y me dijo: - si no quieres este, elige uno de este panfleto, y yo te lo llevo en el próximo seminario. 

(Cri-cri, cri-cri…)

Lo peor de todo es que elegí uno, el de los rusos, y después de elegido, me intentaba convencer de que eligiera otro. Mira Señora, si va a hacer lo que le salga del potorro, ¿para qué me pregunta? ¡Ahórrese la cortesía! En fin, que ya veremos qué pasa…

Charoíta
La charoíta es algo detrás de lo que llevaba algún tiempo. Ese esa el souvenir que quería comprarme antes de volver a casa y por fin, el otro día, me junté con Olga a tomar un té con leche gorda en casa y fuimos a dar una vuelta con el objetivo de comprar CHAROÍTA, esa piedra morada típica y ÚNICA de la zona del Baikal.

Nos vemos en esta semana de nuevo... que me he quedado con ganas de más!
Saludetes,
Gloria

No hay comentarios:

Publicar un comentario